Actualidad: Nueva York VS Poliexpán

Actualidad: Nueva York VS Poliexpán


Reciclar es tarea de todos, por eso, si no se hacen las cosas de forma correcta se toman medidas desde plataformas gubernamentales; ése es el caso de Nueva York que ha declarado la guerra al poliexpán. La ausencia de sistema de gestión específicos y separados del resto de la basura tradicional en la ciudad de Nueva York, a diferencia de los ya existente en España, han convertido el problema en una cuestión de “rentabilidad” y no de “reciclabilidad”. La existencia de contenedores amarillos en España para la gestión de estos residuos garantiza no solo la reciclabilidad, sino también la rentabilidad desde el año 1998.

Prohibir el poliexpán no es la solución a la mala gestión de los residuos, pues se destruye el tejido industrial y miles de puestos de trabajo y mientras se seguirán generando la misma cantidad de residuos de otros materiales que también habrá que gestionar debidamente.

Hay que recordar que el poliexpán y el styrofoam son productos reciclables. Esta reciclabilidad viene a ser aún más evidente cuando estos materiales son recogidos de manera separada del flujo de basuras tradicionales.