Diferentes formas de cerrar una caja

Diferentes formas de cerrar una caja


Como ya hemos hecho en otras ocasiones en este blog, vamos a hablaros un poco más sobre el cartón. Todos hemos podido tener en nuestra mano diferentes tipos de cartón; puede que no os hayáis fijado, pero no todas esas cajas se cierran igual. Hoy vamos a contaros las diferentes formas que tienen las cajas de cartón para ser cerradas.

En primer lugar encontramos el clásico cierre con solapas. Se trata del cierre más habitual y se realiza con las dos solapas de cualquier lado de la caja, las cuales deben ser simétricas para que no sobre caja por ningún lado. De este tipo de cierres podemos destacar también las solapas superpuestas, en las que una de ellas tiene que estar por encima de la otra.

El otro modelo es el cierre con lengüeta, se trata de un cierre parecido al anterior, pero en este caso los lados tienen que ocupar algo menos que la mitad del cierre largo, el cual tendrá una especia de pliegue al final que le permitirá ser introducido en la caja para su sellado.

Por último, destacaremos las cajas con tapa; como ejemplo más común podemos destacar la caja de zapatos. En este caso, el propio cuerpo de la caja queda separado de la caja.