El origen de las grapas

El origen de las grapas


Una grapa es un objeto metálico que sirve como cerramiento de otro objeto o de un grupo de ellos. Las grapas funcionan con grapadoras, 40792878_sobjetos que las impulsan y las automatizan, ya que de lo contrario sería casi imposible su uso. Pese a que todos sabemos usar una grapadora, no todos tienen claro su origen; por ello, hoy vamos a aclarar un poco más la segunda cuestión.

La grapa se inventó en 1866 por George McGill, aunque sabemos que fue Luis XV en la corte francesa quien empezó a utilizar una algo más rudimentaria. El problema de las grapas de McGill era que no se doblaban, por lo que había que hacer este gesto a mano y la propia grapa perdía efectividad.

El problema fue solucionado por la misma empresa del creador, McGill Single-Stroke Staple Press, en 1878; cuando un famoso editor de periódicos de la época pidió a la empresa un objeto para mantener unidas todas las páginas. Tan efectivo fue el objeto que a día de hoy las grapadoras siguen teniendo un diseño casi idéntico. Por eso, si necesitas una grapadora, nosotros te recomendamos venir a nuestro establecimiento.