La cinta de carrocero, algo más que una cinta adhesiva

La cinta de carrocero, algo más que una cinta adhesiva


En Multiembalajes disponemos de muchos materiales y muchos productos. En ocasiones pensamos que todas las cintas son iguales para pegar cajas o embalajes, pero nada más lejos de la realidad. Concretamente, la cinta de carrocero es una de las más útiles y una a las que más usos podemos darle.

Lo primero que debemos señalar es que se llama cinta de carrocero, pero su nombre técnico es “cinta de enmascarar”. Se usa principalmente en pintura artística para enmascarar áreas que no deben ser pintadas. El tipo de adhesivo es un componente clave, ya que permite que la cinta sea fácilmente desprendida sin dejar residuos o dañar la superficie a la cual es aplicada.

Como muchos productos, fue fabricado y promocionado por Richard Gurley Drew en 1925 ante la necesidad de necesitar un adhesivo menos potente por algunos pintores. Estas cintas adhesivas se consumen en numerosos procesos industriales; como en el sector del automóvil. Donde después de pintar la carrocería, se necesita una cinta que no dañe la pintura recién aplicada, de ahí su nombre popular “cinta de carrocero”.