La historia del Tetra Brick

La historia del Tetra Brick


Si hay un embalaje que causó un antes y un después en un sector como el nuestro, ése fue el Tetra Brick. Un sistema de empaquetado de productos reciclable capaz de preservar las propiedades de los mismos por más tiempo. Este sistema tiene su origen 1943 en uno de los países más avanzados del mundo, Suecia.

En ese año Ruben Rausing se dio cuenta de que incorporando un plástico al interior del cartón obtendría un sistema de empaquetado sencillo, reciclable, barato, ligero y muy fácilmente moldeable. En un principio le dio el nombre de Tetra Classic y más tarde Tetra Pack. Sin embargo, a alguien se le ocurrió la idea de compararlo con un ladrillo y se dio cuenta de que tenía el mismo tamaño, así que decidieron llamarlo Tetra Brick (ladrillo en inglés).

Actualmente, este sistema está considerado como uno de los grandes avances de todos los tiempos en el mundo del empaquetado, los embalajes y la alimentación. Además, recordamos que pese a estar hechos con cartón, estos envases han de tirarse en los contenedores de reciclaje amarillos.