La revolución tecnológica en el embalaje

La revolución tecnológica en el embalaje


Cada vez tenemos más productos en las estanterías de los supermercados. Las marcas luchan entre ellas por destacar ante sus más inmediatas competidoras en prácticamente todos los sectores: alimentación, bebidas, limpieza, papelería, etc. Por ello, las empresas se esmeran cada vez con más ahínco en conseguir que sus envases sean superiores al resto, llevando al mundo del packaging a una nueva revolución tecnológica.

Hace unos días, un supermercado sueco sorprendía a propios y extraños anunciando que sus productos vegetales serían etiquetados a partir de ahora mediante la utilización de tecnología láser; una idea completamente responsable con el medio ambiente que marcaría frutas y verduras sin dejar ningún rastro tras de sí ni utilizando papel alguno. Es un simple ejemplo de lo que las nuevas tecnologías pueden significar en el mundo del embalaje.

Otras marcas han aprovechado la tecnología de los códigos QR en sus envases para que el consumidor acceda directamente a una página web determinada, o han creado recipientes totalmente únicos para que nunca existan dos personas con el mismo envase. La revolución tecnológica nos brinda un mundo de posibilidades mucho más grande que nunca, y de las empresas depende aprovecharlo o perder el tren del progreso.