Todo lo que necesitas saber sobre las bolsas de papel

Todo lo que necesitas saber sobre las bolsas de papel


En el blog de Multiembalajes hemos hablado en más de una ocasión de todas las ventajas que nos ofrecen las bolsas de papel. Y es que no sólo es un material de bajo coste, sino que su alta capacidad de reciclaje lo convierten en una de las elecciones más populares entre muchos negocios que quieren cuidar su imagen ecológica. Además, su resistencia es increíblemente alta, por lo que aguantarán cualquier objeto, trato y cliente.

Pero si de verdad queremos explicarlo todo sobre las bolsas de papel, no sólo podemos comentar sus ventajas, sino que hay que entrar en harina sobre otro tipo de cuestiones. Uno de los más importantes, por ejemplo, son sus tamaños: ¿cuáles existen y hacia qué tipo de productos están dirigidos?

Bolsas de papel pequeñas. Ideadas para transportar productos de reducido tamaño, como relojes, joyas o perfumes. También los complementos de ropa o los accesorios son idóneos para ser llevados en una bolsa de este tamaño.

Bolsas de papel  medianas. Son las más comunes en el sector, ya que la gran mayoría de productos encajan a la perfección con ellas: alimentación, supermercados, etc.

Bolsas de papel  grandes. Las grandes cadenas de moda y zapatería cuentan entre sus bolsas con este tipo de tamaño. ¿Cómo si no ibas a guardar ese gran abrigo de invierno que acabas de comprar?

Por último, los tipos de asa también deben ser tenidos en cuenta si se quiere acertar a la hora de elegir una bolsa para nuestro comercio. Es más, ¿sabías que se podía elegir este concepto en una bolsa de papel?

Asa plana. Doblada sobre ella misma, este tipo de esas están reforzadas para conseguir una gran resistencia gracias al tipo de papel con el que están fabricadas.

Asa rizada. Seguramente te suenen más que las anteriores, ya que la gran mayoría de establecimientos cuentan con este tipo de asa en sus bolsas de papel.