Los 5 pasos para embalar bien un producto

Los 5 pasos para embalar bien un producto


Para que los productos de tu empresa lleguen en perfectas condiciones a su destino, es necesario cumplir ciertos aspectos en el embalaje antes de que salgan por la puerta del almacén. ¿Cuáles son los pasos más importantes a seguir?

  1. El tipo de caja. Por supuesto, esta decisión es la más importante de todas, ya que una caja inadecuada dará al traste con el resto de pasos respecto al embalaje. El producto debe tener el mínimo espacio posible con la caja para evitar golpes, así como para ocupar menos espacio en el transporte. Si no encuentras una caja adecuada, en Multiembalajes tenemos cajas a la medida de tu producto.
  2. El objetivo real. No es lo mismo querer embalar un producto ante un transporte largo por carretera que para presentarlo directamente ante los clientes. Piensa en una botella de vino: su entrega directa al cliente requiere de una caja adaptada a la misma y elegante; por el contrario, su transporte necesita de protección ante una posible rotura.
  3. Protección. Si el hueco entre el embalaje y el producto es muy pronunciado, es imprescindible protegerlo ante posibles golpes. Los protectores de aire son lo más utilizado, pero las botellas también cuentan con sus propios protectores.
  4. Cierra la caja. ¿De qué nos sirve elegir bien la caja y proteger el producto si luego la cerramos mal? Olvídate del celo o de la cinta aislante: la única opción que debemos valorar es la cinta adhesiva especial para cartón…y si puede ser, de la mano de una precintadora.
  5. Diseña. Cada vez son más las empresas que deciden estampar sus propios diseños en los embalajes, con el fin de presentar a sus clientes algo totalmente único. ¡Imaginación al poder!