Cómo mejorar el relleno del embalaje

Cómo mejorar el relleno del embalaje


En prácticamente todos los envíos de productos de cualquier empresa, la preocupación más importante se centra en que dichos productos lleguen en perfecto estado a su destino. Éstos deben ser recibidos por el destinatario con la misma forma y aspecto que tenían en su origen, y para ello el embalaje y su material de relleno son tan importantes en el proceso de envío. ¿Cuáles son las claves más importantes?

  1. Conoce el producto. No todos son igual de frágiles, y de ello dependerá elegir uno u otro material de relleno para protegerlo. Por ejemplo, el plástico de burbujas es usualmente el material encargado de proteger los objetos más frágiles, colocados en el centro del embalaje para una mayor seguridad.
  2. Rellena bien. Dejar huecos vacíos en una caja de cartón puede provocar que, durante el transporte de las mismas, queden aplastadas por otras cajas u objetos. Por ello, lo recomendable es rellenar bien todo el espacio disponible.
  3. Elige las medidas. Todo depende, como es lógico, del tamaño del producto que se quiera enviar. Aún así, lo más adecuado es dejar una separación mínima de 5 centímetros entre el objeto y la caja para poder introducir suficiente material de relleno en la misma y poder proteger el envío.

¿Quieres saber qué tipos de material de relleno existen y cuál te conviene más? Consulta a nuestros expertos en Multiembalajes y acierta siempre en tus envíos.