Cómo reforzar tus cajas de embalaje

Cómo reforzar tus cajas de embalaje


Realizar una mudanza siempre es algo estresante: deshacerte de muchas cosas personales, empacar todo lo que quieres llevar contigo, transportar muebles y sobre todo hacer muchas cajas. Es imprescindible que todas tus pertenencias lleguen sanas y salvas a su nuevo destino, especialmente aquellos objetos delicados que debemos embalar debidamente en papel de periódico o de burbujas para evitar su rotura.

Sin embargo, para que nuestras cosas lleguen correctamente a nuestro nuevo lugar de residencia es muy importante conseguir que las cajas en las que las transportamos sean resistentes para evitar que se caiga su contenido. ¿Cómo podemos conseguir esto?

Cómo reforzar tus cajas de cartón

Debemos reforzar las cajas al máximo y para ello es muy recomendable utilizar la cinta de embalar. Conviene pasarse un poco que evitar quedarse cortos, puesto que tenemos mucho que perder en el caso de que la caja ceda. Utiliza la cinta para reforzar el fondo, será lo más elemental.

Además de esta cinta, puede ser el propio contenido de la caja el que refuerce el embalaje. Esto consiste en cerrar los dos laterales más largos de la caja y colocar uno de los más cortos por debajo de uno de los largos y el otro por encima, esto nos ayudará a ganar en peso y fortaleza de la caja. Repite la operación con el otro lateral corto hasta conseguir cerrar la caja y luego ciérrala bien con cinta de embalar. Así no tendrás problemas para trasladar ningún tipo de objetos.