Usos curiosos del plástico de burbujas

Usos curiosos del plástico de burbujas


Probablemente pienses que el plástico de burbujas es simplemente un material de embalaje, pensado y fabricado para proteger los productos más variopintos durante su envío y transporte a otro lugar. Como mucho, puedes considerarlo un objeto de entretenimiento si te gusta tirarte los minutos explotando sus burbujas. Sin embargo, este plástico tiene otros usos que desconoces, y en Multiembalajes nos hemos propuesto que los descubras. ¡Allá vamos!

La protección de los productos enviados por las empresas es el uso más conocido, pero también es un elemento muy útil durante las mudanzas, ya que con su uso evitamos la rotura de elementos frágiles. Vajillas, cristalerías, espejos…todo llegará sano y salvo al nuevo hogar. Sus propiedades aislantes son también otra de las bondades del plástico de burbujas, y de ello ya os hablamos en este mismo blog hace algunas semanas. Adherido al cristal de la ventana nos permitirá rebajar la factura energética cada mes.

Si vives en entornos muy fríos puede que cada invierno temas por el estado de tus tuberías, ya que el hielo y las bajas temperaturas pueden hacer que éstas se congelen. Pues bien, gracias al plástico de burbujas podrás evitar estas caras averías: sólo tendrás que envolverlas con el material y cerrarlo con algo de cinta adhesiva.

Para los que tienen muchos complementos, el plástico de burbujas también se convierte en una gran utilidad para que éstos no se deformen. Rellena bolsos, mochilas o zapatos con este material y se mantendrán como el primer día, sin arrugas ni deformaciones por el paso del tiempo.

Por último, si te gusta la naturaleza y cuidar de tus plantas, puedes cubrirlas de este plástico para protegerlas del frío y recrear así un invernadero a pequeña escala. Y recuerda, si necesitas plástico de burbujas para alguno de estos usos, en Multiembalajes lo podrás encontrar de la máxima calidad.